Inicio / Consejos / Qué tan seguro viaja tu Perro cuando lo llevas en Coche

Qué tan seguro viaja tu Perro cuando lo llevas en Coche

Viajar en coche es una de las actividades más habituales que podemos realizar con nuestros perros, sin embargo ¿están realmente protegidos nuestros perros cuando viajamos en coche? La respuesta es NO.

Por increíble que parezca, no existe ningún tipo de ley o normativa que regule la calidad o el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad para mascotas, los fabricantes no están sujetos a ningún tipo de control y por tanto no existe ningún tipo de sanción para los productos que no sean seguros para las mascotas, por si esto fuera poco utilizan publicidad engañosa para vender sus productos supuestamente seguros.

Antes de hablar de la seguridad de nuestras mascotas durante los desplazamientos en coche debemos entender lo que ocurre dentro del habitáculo durante una colisión, este vídeo ilustra de forma muy sencilla como los objetos dentro de un coche pueden convertirse en proyectiles mortales gracias a las leyes de Newton.

Seguramente luego de ver el vídeo estarás pensando en comprar un arnés de seguridad para tu perro o incluso es posible que ya utilices algún sistema de seguridad dentro del coche, sin embargo la situación es bastante más compleja de lo que parece a simple vista ya que hay varios factores a tener en cuenta, por una parte están los aspectos legales y por la otra los elementos de seguridad que utilicemos para nuestros perros.

Aspectos legales en España:

Mientras escribía este artículo me puse en contacto con Automovilistas Europeos Asociados (AEA), para consultar sobre la legislación vigente en lo que al transporte de mascotas se refiere.

A día de hoy en España la única ley en la que se hace referencia al transporte de animales dentro de un coche se encuentra en el Artículo 18 del CAPÍTULO III del Reglamento General de Circulación.

1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos (artículo 11.2 del texto articulado).

Como podéis ver el Artículo 18 del Reglamento General de Circulación establece como único requisito para transportar animales que no exista la posibilidad de que el animal interfiera con el conductor, pero además de no hacer distinción alguna entre objetos y animales (lo cual me parece insultante) tampoco hace referencia específica a cómo se deben transportar los animales ni a los sistemas de seguridad que debemos utilizar para ello. En ningún caso se menciona el uso de elementos de seguridad del tipo: arnés, transportín, rejilla divisoria, etc.

Leyendo entre líneas vemos que el reglamento no cita en ningún caso medidas de seguridad específicas para las mascotas, ya que se centra únicamente en la seguridad del conductor o el resto de pasajeros humanos. En definitiva: esta ley únicamente protege a los humanos pero no a las mascotas.

Otro grave problema derivado de la ausencia de legislación al respecto es que no existe ningún tipo de normativa que regule la calidad o eficiencia de los sistemas de seguridad específicos para nuestras mascotas, tomemos como ejemplo los cinturones de seguridad para humanos: En Europa se deben aprobar los sistemas de cinturón de seguridad junto con sus puntos de frenado correspondientes, que se encuentran en el cinturón y en el cierre, según el reglamento CEPE R16. Así mismo las empresas que fabrican estos cinturones de seguridad deben aprobar una certificación ISO/TS 16949 que garantiza la calidad de los productos que fabrican.

Otro ejemplo de sistemas de seguridad para humanos que cumplen con una normativa estricta y perfectamente definida son los cascos de motocicleta o las sillas de bebé, en ambos casos deben aprobar un proceso de homologación e incluir en el producto una etiqueta que muestre claramente dicha homologación.

Motorpasionmoto.com nos ofrece un reportaje titulado: ¿Cuál es la homologación que debe cumplir un casco de motocicleta para ser seguro y legal? En el que podemos hacernos una idea de los rigores del proceso de homologación de un sistema de seguridad tan importante como un caso de moto.

Por otra parte el RACE nos ofrece información sobre la homologación de las sillas infantiles.

A pesar de todo esto, NO EXISTE NINGÚN TIPO DE HOMOLOGACIÓN O NORMATIVA QUE REGULE LOS ARNESES DE SEGURIDAD PARA MASCOTAS.

MI PERRO NO ES EQUIPAJE: Organizaciones tan importantes como el Real Automóvil Club de España RACE o incluso Royal Canin recomiendan la utilización de sistemas de seguridad que cumplan con la norma de homologación DIN 75410-2 sin embargo lo que nadie nos explica es que esa norma regula los sistemas del tipo rejilla de separación para EQUIPAJE y que en ningún caso son sistemas de seguridad específicos para mascotas ya que en realidad están diseñados para mantener separada la carga del resto de ocupantes del vehículo y soportar los impactos de dicha carga en caso de un accidente, lo cual está muy bien para la seguridad de los ocupantes del vehículo pero no protege realmente a nuestras mascotas.

 

Ejemplo de sistemas de retención que cumplen con la norma DIN 75410-2

 

Aspectos Legales en USA:

La situación en Estados Unidos no es mejor que en España o el resto de Europa, tras intercambiar correos electrónicos con Lindsey Wolko me confirmaba que en los Estados Unidos tampoco existen regulaciones o estándares de seguridad para los sistemas de seguridad para mascotas. Pongamos como ejemplo la industria de productos de seguridad para niños que reciben un constante escrutinio y supervisión por parte de las autoridades americanas. Sin embargo la industria de los productos para mascotas que en Estados Unidos representa un negocio de 60 billones de dólares al año no está sujeta a prácticamente ningún tipo de supervisión o control.

No todo está Perdido:

Parte de la rutina diaria de Lindsey Wolko incluía recorrer varios kilómetros en coche con su perra Maggie y por ello decidió comprar un arnés de seguridad para ella. Las instrucciones del producto indicaban que evitaría las distracciones al conducir además de que mantendría segura a Maggie en caso de un accidente de tráfico.

Un par de meses después llegó ese día que todos tememos y ocurrió un accidente, el arnés se rompió y Maggie resultó seriamente dañada a causa de la colisión. Tras una larga recuperación Lindsey decidió que tenía que comprar un producto de mejor calidad y que realmente protegiera a su perra Maggie en caso de otro accidente.

Fue entonces cuando descubrió que no existían estándares de seguridad para este tipo de productos y que tampoco se requerían hacer ningún tipo de pruebas a los productos antes de comercializarlos. También descubrió que la Consumer Products Safety Commission no considera los productos de mascotas como “productos para el consumidor” y por tanto hacen la vista gorda ante las técnicas engañosas de marketing empleadas en la inmensa mayoría de estos productos.

Finalmente Lindsey fundó una organización sin fines de lucro llamada Center for Pet Safety que se encarga de diseñar pruebas del tipo “crash test” específicas para los productos de seguridad para mascotas.

 

 

Elementos de Seguridad:

Ya hemos establecido que legalmente no tenemos ningún tipo de protección y que salvo algunas excepciones los productos comercializados como “seguros” para nuestras mascotas no cumplen con lo que prometen y nos ofrecen una falsa sensación de seguridad que puede resultar mortal para nuestros perretes. La seguridad de nuestros perros depende de nosotros y de que seamos inteligentes a la hora de comprar.

Dónde llevar al Perro: ¿Maletero o Habitáculo?

Desde mi punto de vista el lugar más seguro para llevar al perro es dentro del habitáculo del coche, los coches están pensados para proteger a los ocupantes y no al equipaje, es por ello que la estructura exterior se deformará para absorber la mayor parte del impacto intentando dejar intacto el habitáculo, este comportamiento se aplica también al maletero ya que no está pensado para transportar personas. Un impacto en la parte trasera del coche producirá que la zona del maletero se comprima como si fuera un acordeón lo que seguramente le costaría la vida a tu perro.

Volvo es considerada una las marcas de coche más seguras del mercado y en éste vídeo se aprecia como el diseño del coche está pensado para deformarse y absorber la mayor parte del impacto para proteger a los ocupantes del vehículo. Las pruebas son realizadas a 56 kilómetros por hora y se aprecia claramente como el maletero queda totalmente aplastado, ahora imagina que tu perro va en ese maletero.

 

Transportín:

Otro de los mal llamados sistemas de seguridad para perros, cuando lo cierto es que están pensados para mantener al perro “inmovilizado” dentro del coche o maletero impidiendo de esta forma que interfieran con la conducción, sin embargo ¿son realmente seguros los transportines? la respuesta es DEPENDE.

Al igual que ocurre con el resto de sistemas de seguridad para perros, la mayoría de los transportines no pasan las pruebas de seguridad, además hay que tener en cuenta que un transportín mal colocado dentro del coche puede ser tan peligroso como llevar al perro suelto, prueba de ello es el siguiente video en el que llevan a examen varios transportines.

Las autoridades Españolas y los “entendidos” de la materia recomiendan la utilización de transportines colocándolos en el suelo detrás de los asientos delanteros o en el maletero del coche, pero antes de escuchar a los “entendidos” es mejor que veáis por vosotros mismos lo que ocurre con los transportines durante un accidente.

 

 

En este otro vídeo han colocado cámaras dentro de los transportines para observar lo que le ocurre al perro dentro de las jaula.

 

Arnés de Seguridad:

Sin lugar a dudas creo que representan la mejor opción para garantizar un mínimo de seguridad para nuestras mascotas ya que nos permiten llevarlo dentro del habitáculo del coche ofreciendo cierta libertad de movimiento y confort al perro y al mismo tiempo lo mantienen en su sitio alejado del conductor y evitando que sea una distracción.

Sin embargo NO TODOS LOS ARNESES SON SEGUROS y por ello tenéis que prestar mucha atención a la hora de comprar un arnés para vuestro perro ya que como podéis ver a continuación en este reportaje realizado por la cadena canadiense de noticias CBC News se examinan 3 arneses de seguridad para perro de marcas reconocidas las cuales aseguran que funcionan y que incluso han sido sometidos a pruebas antes de ponerse a la venta… Prestar atención a las caras de los clientes cuando ven los resultados de las pruebas.

 

En este otro reportaje podéis ver las pruebas realizadas por una compañía de seguros australiana llamada NRMA Insurance en las que 23 de un total de 25 arneses de seguridad fallan rotundamente las pruebas del tipo “crash test”.

 

Conclusiones y Consejos:

Mi intención con esta publicación no es otra que crear conciencia y salvar vidas, la tuya y la de tu mascota, así que te invito a que veas de nuevo los vídeos y te preguntes si realmente viaja seguro tu perro cuando lo llevas en el coche, observa con detenimiento lo que ocurre durante las pruebas y sobre todo ten en cuenta que estas pruebas se realizan a velocidades muy bajas, en el peor de los casos no superan los 56 kilómetros por hora, piensa lo que ocurriría si viajas a 100 kilómetros por hora.

El mejor consejo que te puedo dar es que te gastes algo de dinero extra en un buen arnés de seguridad que le ofrezca mayores posibilidades de salir ileso de una colisión.

 

 

Suscríbete !!!

No te pierdas nuestras próximas actualizaciones.

Sobre Roberto Maio Dosil

He vivido con perros desde que tengo memoria y aunque no sé absolutamente nada sobre ellos todos los días me enseñan algo nuevo, pero hay una constante que se repite "el cariño y la amistad de un perro son sinceros, incondicionales y para toda la vida."

Te Puede Interesar

Review: Farm Food Antlers un Cepillo de Dientes natural

Hablar de este producto resulta complicado ya que es varias cosas a la vez, en …

2 Comentarios

  1. Francisco José Martín Fernández

    hola, me podríais decir dónde adquirir una cinturón de seguridad como el que se ve en la foto?

    muchas gracias

    • Hola Francisco.
      El Arnés que lleva Gala en la fotografía es de la marca Sleepypod y el modelo en concreto es el “Clickit Sport” pero lamentablemente no se vende en España así que tuve que comprarlo en la página del fabricante que está en USA.

      La dirección de la página es: https://sleepypod.com/clickit-sport

      El precio más los gastos de envío son algo elevados, pero si leíste el artículo sabrás que vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete !!!

No te pierdas nuestras próximas actualizaciones.

Ayúdanos a Crecer!

Comparte con tus amigos.
close-link

Suscríbete !!!

No te pierdas nuestras próximas actualizaciones.
close-link